Limpieza de torres de refrigeración y condensadores evaporativos, depósitos.

Prevención y Control de Legionella

Legionella pneumofila, es una bacteria común en las aguas superficiales. La temperatura óptima para su crecimiento es de35 a37 ºC, pero por encima de los20 ºC, ya tiene capacidad de reproducción, sólo a partir de los70 ºC es cuando se destruye.
Esta bacteria no constituye un riesgo para la salud, siempre y cuando no tenga acceso a nuestro organismo por vía respiratoria, no constituyendo ningún problema cuando se ingiere. Ante la presencia de instalaciones de agua que generen aerosoles, es cuando hay que aplicar precauciones para evitar la entrada de la bacteria a nuestro sistema respiratorio mediante dichas micro gotas, que pueden albergar Legionella. Se debe de llevar a cabo un plan de mantenimiento que incluye limpieza y desinfección sanitaria, así como analíticas y comprobación de resultados. Todos estos datos se tendrán que registrar en el libro de mantenimiento de cada instalación.

Legislación

El Real Decreto 865/2003, de 4 de Julio, por el que se establecen los criterios higiénicos sanitarios para la prevención y control de “legionelosis”, tiene por objeto prevenir la posible contaminación por Legionella a través del mantenimiento o conservación de determinadas instalaciones consideradas de riesgo.

Recomendaciones contra la Legionella

  • Evitar temperaturas entre los 25 y 45 ºC
  • Evitar la presencia de aguas estancadas, siempre a de existir una circulación de la misma.
  • Implantar un plan de mantenimiento específico para cada instalación de riesgo (agua fría de consumo humano, agua caliente sanitaria, equipos de terapia respiratoria, torres de refrigeración, condensadores evaporativos, sistemas de riego por aspersión, fuentes ornamentales, jacuzzi, etc.).
  • Mantener un estado de limpieza y desinfección lo más exhaustivo posible.
  • Especial interés en aquellos lugares donde la población sea más susceptible de
  • infección respiratoria (ancianos, niños, enfermos, etc).

Instalaciones que se pueden tratar

Alto riesgo:

  • Torres de refrigeración
  • Condensadores Evaporativos

Bajo riesgo:

  • Instalaciones de Agua Fría de Consumo Humano (AFCH)
  • Instalaciones de Agua Caliente Sanitaria (ACS)
  • Depósitos de agua
  • Red de agua
  • Puntos terminales
  • Acumuladores
  • Sistemas de agua contra incendios (ACI)
  • Fuentes ornamentales
  • Piscinas
  • Jacuzzi